Organismos

Portales

Navegación: Unión Europea

Enlaces

te interesa

Actualidad

Atrás El Consell inicia la transformación digital de los juzgados de paz valencianos para convertirlos en modernas oficinas judiciales de proximidad

El Consell inicia la transformación digital de los juzgados de paz valencianos para convertirlos en modernas oficinas judiciales de proximidad

El Consell inicia la transformación digital de los juzgados de paz valencianos para convertirlos en modernas oficinas judiciales de proximidad

  • La primera fase se llevará a cabo en 15 órganos y se completará en los próximos meses tras una inversión de alrededor de 1,3 millones de euros


La Dirección General de Modernización y Relaciones con la Administración de Justicia, en colaboración con la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC), ha iniciado la transformación digital de los juzgados de paz con la instalación de equipamiento para su conversión en modernas oficinas judiciales de proximidad conectadas a la red procesal de la Comunitat Valenciana.

El proyecto tecnológico, dirigido por la DGTIC con la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública, integra a los juzgados de paz en la red de comunicaciones de la Administración de Justicia de la Comunitat Valenciana y dota a su personal de ordenadores portátiles, que permitirán el teletrabajo en caso de ser necesario, doble pantalla y equipos multifunción.

De esta forma, la primera fase, que culminará a finales de este mes de julio, comprenderá la renovación tecnológica de los juzgados de paz de Almàssera, la Pobla de Vallbona, Cheste, Almussafes, Muro de Alcoy, Banyeres de Mariola, Onil, Castalla, Alberic, Castelló (la antigua Villanueva de Castellón, en La Ribera), Tavernes Blanques, Pego, Callosa d’En Sarrià, Alfàs del Pi y Sax.

A lo largo de los próximos meses, se procederá a la renovación tecnológica del resto de los 96 juzgados de paz de las poblaciones de más de 7.000 habitantes que no son cabeza de partido judicial y que, por tanto, su gestión es responsabilidad de la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública.  En concreto, se dotará de equipos específicos de videoconferencia para que la ciudadanía pueda realizar determinadas actuaciones procesales sin necesidad de trasladarse al municipio del partido judicial de adscripción.

Esta iniciativa forma parte del Plan de Transformación Digital de la Administración de la Generalitat – GEN Digital 25- coordinado e implementado por la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico y dentro del cual se enmarca el Plan de Digitalización de la Justicia, con una inversión aproximada de más de 38 millones de euros.

De ellos, se destinarán 1,3 millones para la modernización y digitalización de los juzgados de paz y otros 1,3 millones para extender, dentro del programa Justiprop, los Servicios de Orientación Jurídica locales, como ya se ha hecho en 22 ayuntamientos desde su puesta en marcha a mediados de 2021. De esta forma, se van a a aumentar las capacidades de los juzgados de paz que se convertirán en modernas oficinas judiciales, tecnológicamente avanzadas y capaces de prestar el Servicio de Orientación Jurídica e información sobre la Mediación.

La apuesta por la renovación digital de la Administración de Justicia de la Comunitat Valenciana se completa con la inversión de 16 millones de euros para el nuevo sistema de gestión procesal y Expediente Judicial Electrónico. Otros 11 millones para la puesta en marcha del sistema de grabación, que permite celebrar vistas telemáticas, retransmitir, grabar y almacenar y exhibir los documentos digitalmente sin necesidad de fotocopiar y que ha permitido la celebración de más de 25.000 juicios telemáticos.

A ello hay que unir otros 5,4 millones para trabajar fuera de las sedes judiciales gracias a las 6.000 conexiones de acceso remoto (VPN) así como las plataformas de trabajo seguras y los nuevos puntos de trabajo deslocalizados.

novedades

La Generalitat emite más de 5.000 certificados de firma electrónica por vídeo identificación

Este método consiste en un proceso de verificación donde se confirma la identidad de una persona con total garantía, a través de una videograbación mediante el uso de inteligencia artificial