Actualidad

La Generalitat controla el gasto en servicios de impresión y tóner

La Generalitat controla el gasto en servicios de impresión y tóner

La Conselleria de Hacienda y Administración Pública, a través de la Dirección General de Tecnologías de la Información (DGTI) ha publicado una instrucción para controlar el gasto en servicios de impresión y en tóners de la Generalitat Valenciana. Se estima que esta iniciativa permitirá reducir el gasto en estos servicios en un 30 por ciento.

La Comisión Interdepartamental para el seguimiento e impulso de las políticas de racionalización y austeridad en el gasto en el ámbito de la Generalitat aprobó una serie de medidas de ahorro en materia de gastos corrientes y de funcionamiento.

Entre estas medidas, la Conselleria de Hacienda y Administración Publica, a través de la Dirección General de Tecnologías de la Información (DGTI), ha dictado una instrucción para reducir el gasto en el servicio de impresión en la Administración valenciana.

Esta instrucción se suma a iniciativas anteriores de la DGTI encaminadas a la reducción del gasto corriente en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), como es el caso de las instrucciones relativas al uso de dispositivos móviles y a la implantación y el uso de telefonía IP o de software libre en el puesto de trabajo.

El objetivo de esta medida es reducir el consumo eléctrico, racionalizar el uso de los servicios de impresión, controlar el gasto en tóners y fomentar el uso del correo electrónico y las redes compartidas como mecanismos habituales de comunicación y distribución de información entre los empleados públicos.

El control del gasto en los servicios de impresión es especialmente importante en la Administración, ya que permite reducir el consumo eléctrico, el uso de papel y el consumo de tóner, uno de los materiales de oficina de mayor coste en la Administración.

La instrucción incluye un conjunto de buenas prácticas de obligado cumplimiento como configurar el modo de ahorro de energía en las impresoras, lo que permitirá reducir hasta en un 50 por ciento la factura eléctrica, imprimir en modo borrador y a doble cara, o evitar imprimir correos electrónicos.

Asimismo, la instrucción establece que se debe utilizar la red interna de la Generalitat para distribuir y compartir información, así como hacer uso del correo electrónico como medio habitual de comunicación entre los órganos administrativos.